Parque Jurásico, a punto de convertirse en realidad

La ya clásica película de Spielberg basada en la novela de Michael Crichton podría estar cerca de materializarse en nuestra realidad.

Un grupo de científicos de la Universidad Kinki de Japón (no, en serio) y del museo de mamuts de la República de Sakha han estado intentando durante años clonar uno de los animales prehistóricos favoritos de los niños: los mamuts

Parece ser que estos entrañables mad doctors están realmente, realmente cerca de conseguirlo. Tanto que se estima que en cinco años podremos escuchar estos elefantes hipervitaminados bramando por las praderas.

Los investigadores han descubierto médula ósea bien conservada en un hueso enterrado bajo el hielo descubierto en Siberia. La médula ósea está en tan buenas condiciones que el ADN de sus células podría usarse para reemplazar el núcleo de los óvulos de elefante. Esto permitirá a los científicos recrear embriones de mamuts.

El equipo quiere plantar estos embriones dentro del vientre de elefantes hembra y esperar hasta que nazcan. Aunque los mamuts son mucho más grandes que los elefantes, las simulitudes entre ambos animales podría hacer que funcione. Se trata de una técnica muy similar a la clonación; si el ADN está intacto se podrá proceder a la misma.

Parece justo que si los humanos fuimos los responsables de la extinción de los mamuts los traigamos de vuelta para, probablemente, hacer que se extingan otra vez. A nosotros nos perece muy bien, pero ¡ojito con clonar los T-Rex!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*