Moda fermentada, ahorra creciendote el traje de noche

Imagina un tejido que crece… un vestido que se moldea a si mismo sin una sola puntada!

Reza el lema del grupo Micro’be, de  la compañía Bioalloy. Y sigo traduciendo. La moda que empieza con una botella de vino

Pues será con el vino ese que beben Robert A. Heinlein o H.R. Gigger, porque lo que a mí, esas cosas no se me ocurren con una botella de vino, sino con otras sustancias que no merecen ser nombradas en este ilustre blog. La idea, en principio, no es mala, pero el resultado es más práctico como traje de Halloween que como ropa de a diario. Tranquiliza pensar que, de momento, no piensan en hacerse millonarios con ello, sino (cito) investigar las aplicaciones prácticas y culturales de la biosíntesis de ropa. Redefine el gusano de seda, dado que las bacterias que generan el traje permanecen vivas mientras lo llevas. Vamos, como llevar un abrigo de lana con la oveja incorporada. Pero vamos a ponernos técnicos.

 El equipo que ha desarrollado esta prodigiosa vestimenta reside en la universidad de  Western Australia, y la bacteria que usan, un viejo conocido de todos nosotros, la Acetobacteria, la bacteria que fermenta el vino en vinagre. O la cerveza. Aparentemente, dependiendo de si usas vino tinto, blanco o cerveza, tu vestido tendrá un color u olor distinto. Toma ya. Me estoy haciendo viejo. Y se me acaba de ocurrir un lema para la compañía:

Convierte tu cuerpo en una placa de Petri con Micro’be fashion.

Podrían vendérselo a la gente de Mars One, para que lo lleven los edrenautas en Marte.

1 comment for “Moda fermentada, ahorra creciendote el traje de noche

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*