Millones de datos robados en Corea del Sur

park-geun-hye preocupada por el robo de datosUn verdadero cataclismo removió ayer en Corea del sur a la mayoría de clientes de sus tres bancos principales. Esta vez se han batido todos los records, afectando a casi 20 millones de sur coreanos.

Los datos robados corresponden a números de tarjetas de crédito, de seguridad social y varios más de carácter sensible, los cuales habían sido robados por alguien que trabajaba para uno de los tres grandes bancos coreanos.

Las medidas de seguridad brillaban por su total ausencia, ya que fueron copiados sin problemas en un pendrive y  ni siquiera  los datos estaban encriptados. Para más surrealismo, los responsables de cada banco no se enteraron de este robo hasta que la policía contacto con ellos por la investigación.

Los bancos se llenan de gente indignada, que no saben como afectará este robo de datos a sus cuentas, y en definitiva a su vida diaria, siendo lo más doloroso para los clientes, sobre todo para los más mayores, la falta de confianza total que difícilmente volverán a recuperar.

Para tratar de calmar la situación, los bancos han hecho públicas sus disculpas, y casi rasgándose las vestiduras, prometen correr con los gastos de cualquier problema que surja con este robo de datos de sus clientes… algo impensable en países como por ejemplo Españistan, digo España, donde imaginando el mismo escenario, es fácil pensar que los responsables se jactaran públicamente de su buena gestión y del garrafal y puntual fallo de otras personas…

La recientemente nombrada presidenta de Corea del Sur, Park-Geun-Hye va a tener mucho trabajo con la recuperación de la confianza de todos sus ciudadanos en sus bancos, mientras además estos se enfrentan a numerosas y millonarias demandas que podrían incluso desplazar al país de las primeras posiciones económicas en el juego del capitalismo mundial.

En cuantas bases de datos estarán ya estos sufridos sur coreanos? Y en cuantas estaremos ya nosotros mismos? Entre los espionajes de la NSA, los propios Google y Microsoft entre otros, Facebook y las demás redes sociales, nuestros bancos y proveedores de internet, no creo que les haga falta mucho más para saberlo todo de nosotros. Mucho más de lo que podríamos llegar a imaginar. Y con el tratamiento que les dan a nuestros supuestos datos confidenciales aquí y en Pekín (pasando por Corea del Sur), vamos listos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*