¿Formato físico o descargas para los juegos?

criminalizando a los usuarios de emuleAhora los de Sony vienen diciendo que lo mejor para todos seguirá siendo el formato físico para los juegos, en al menos una década. Lo que no dicen es que vienen escarmentados de su fallida apuesta con la PSP Go, con la cual sólo se podían conseguir más juegos mediante descarga directa de su tienda oficial.

Cuando se van ha enterar los cenutrios de los directivos de las grandes compañías de juegos, que si antes ya era un robo el cobrar más de 70 € por un juego en formato físico, con su caja, manuales etc… ahora es aún más descarado el tratar de cobrar lo mismo si te lo descargas de su tienda online. Después se extrañan si la cosa no les funciona como creían. Lo que pasa es que siempre piensan que la gente es demasiado tonta y que tendrían que tragar con todo.

Estas declaraciones coinciden también con la reciente buena noticia para los usuarios de PS3, y mala para Sony, con el famoso Hackeo o liberación de su consola de videojuegos mediante el PS-Jailbreak.

Muchas personas prefirieron en su tiempo la XBOX 360 frente a la algo superior PS3, por el tema de poder utilizar copias de seguridad de sus juegos. Es lógico pensar que una gran parte de estos usuarios, no sólo la usan para sus copias de seguridad, sino que intercambian juegos con otras personas mediante las redes P2P. Pero la lógica aplastante que ha hecho que se sigan vendiendo a excelente ritmo y cantidades los juegos originales de XBOX(superando a Sony con su PS3), es que los usuarios compran los juegos que más les gustan, pero que no están dispuestos a pagar de manera regular unos precios desorbitados y prohibitivos para un solo juego.

En definitiva, la PS3 verá aumentada considerablemente las ventas, como en su día pasó con la NDS o la Wii, por su facilidad a la hora de liberarla o hackearla. Por fin se podrá intercambiar juegos con nuestros amigos, como debió ser desde un principio y desde fábrica.

Huelga decirlo una vez más, pero si el precio de los juegos oscilara entre los 5 y 15 €, no tendría sentido que una persona tuviera que ir a cutres mercadillos por una copia pirata, o indagase entre páginas webs de intercambio, entre las que se suelen colar algunas más que peligrosas, con los consabidos problemas de virus y troyanos. Tampoco tendría sentido la inversión en campañas para tratar de criminalizar a usuarios, o de actuar contra tiendas que venden aparatos para liberar una consola por la que se ha pagado una pasta, pero que tiene innumerables restricciones.
En el caso de que los precios fueran de verdad razonables, sería la propia gente la que dejaría de lado el “pirateo“. Pero las grandes compañías como Sony, Microsoft y Nintendo, siguen ciegas en esta carrera por ganar más dinero, prefiriendo invertir en medidas restrictivas y penales, que en mejorar unas infraestructuras para que los juegos le lleguen a mucha más gente y a mucho menor precio. Temen una caída libre, pero no ven que tendrían un colchón de millones de usuarios, por no decir directamente que todos le apoyaríamos desde un principio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*